Suman hectáreas de terreno bajo incendio y a la vez el aire nos tiene ahogados y frenando el normal hábito de actividad física. Hace ya más de una semana que el Ministerio de Salud envió un comunicado advirtiendo de los riesgos que implica realizar deporte en presencia de humo.

Pues bien, el tiempo pasa y la situación no parece mejorar mucho, menos aún hacia el sur donde la situación es dramática. Aquí en la Región Metropolitana tenemos una nube gris que cubre el cielo y el aire se percibe incluso peor que en los días de mayor contaminación en invierno.

Pero hay ciertas recomendaciones y criterios elaborados por expertos en salud que podemos tomar en cuenta:

¿Qué efectos causa el aire contaminado en el cuerpo?

 El aire contaminado por el humo, no sólo puede disminuir el rendimiento, sino que nos hace más vulnerables las particulas contaminantes. Por ejemplo, el monóxido de carbono (CO) entra rápidamente a la sangre y ocupa el lugar del oxígeno en la molécula de hemoglobina, disminuyendo la cantidad de oxígeno que llega a los tejidos. El ozono (O3) que aparece en la atmósfera puede llegar a irritar los ojos, provocar falta de aliento, tos, náuseas y rigidez en el pecho, afectando al entrenamiento. El dióxido de azufre (SO2) es un irritante del conducto respiratorio superior y de los bronquios.

¿Cómo y cuándo hacer deporte?

En primer lugar, considerar que para niños, tercera edad y embarazadas está totalmente contraindicado realizar actividad física cuando hay mucho humo.

En el caso de los que asumimos menor riesgo físico, es importante considerar que el deporte al aire libre en estas condiciones ambientales no es recomendable. Sin embargo se puede ejercitar disminuyendo la intensidad al aire libre, pero evitando un trabajo aeróbico muy fuerte. En otras palabras, si consideras que el aire no te “pasará la cuenta”, es más seguro para el sistema respiratorio un trote, que la velocidad o intervalos. Es mejor aguantarse un poco que luego sufrir complicaciones.

Por otro lado, se recomienda realizar actividades en lugares cerrados, como en gimnasios por ejemplo donde haya buena ventilación. Si tienes trotadora, elíptica o bicicleta estática en tu casa, puede ser también una buena alternativa.

 Pero se puede mantener la rutina de ejercicios, reemplazando los ejercicios aeróbicos por ejercicios anaeróbicos. Muchos runners le hacen el quite a las pesas, sentadillas, abdominales o prensas, así que quizás puede ser un buen momento para acostumbrarse a ellos en la rutina semanal, ¿o no?

 

Rocking & Running

Blog creado por una runner y melómana, con el afán de compartir el deporte y la música y generar un punto de encuentro entre runners amateur, soñadores que cada día quieren ser más profesionales y los que aman la música.

Contacto