Tras unos algunos años de aficionada al running, he podido observar cómo existe mucha información sobre cómo mejorar, cómo ir más rápido, cómo sentirte más fuerte, cómo ganarte a ti mismo, cómo ganar en tu categoría, como subir a otro nivel y así podríamos seguir enumerando muchos “upgrades” a los que el deporte naturalmente invita. Pero volvamos a lo simple por un instante, para destacar los beneficios que un simple trote suave, puede aportar a tu salud.

Correr lento no significa que no sirva par el entrenamiento, de hecho es parte importante de él. Aquí compartimos 8 beneficios del trote suave:

1) Produce placer y una buena sensación: Después de realizar varios kilómetros suavemente uno se encuentra mejor, más relajado y en paz consigo mismo. Es la mejor terapia y bien lo sabemos. Si uno realiza regularmente más de 10 km diarios se consiguen grandes cotas de bienestar físico y psíquico. Incrementa el vigor físico, ayuda a regular el sueño y la digestión, ayuda a controlar el peso y permite comer de todo, favorece y acelera la desaparición de los dolores de cabeza y otros dolores musculares, las piernas se hacen más ligeras, y te ayuda a mejorar el humor. Te permite pensar de forma relajada, lo que ayuda a aclarar las ideas y a despejar la mente.

2) Limpia las arterias y los pulmones: El entrenamiento aeróbico que se procura con el trote suave también conocido en la jerga runner como “rodaje”, es el más eficiente para limpiar las arterias de impurezas. Lo mismo se puede decir con los pulmones; en recientes investigaciones realizadas en Gran Bretaña con más de 25.000 fumadores se pudo comprobar que aquellos que dejan de fumar y consiguen entrenar corriendo durante más de tres años seguidos pueden limpiar sus pulmones.

3) Tonifica los músculos, fortalece los huesos y refuerza los cartílago: Con el rodaje se consigue fortalecer los músculos y tendones, y, por tanto, los huesos. Pero no sólo los de las piernas, también se beneficia la espalda, el abdomen y, en menor medida, los brazos. Mi madre es un buen ejemplo que vi muy de cerca; ella siempre ha trotado y pedaleado y cuando a los 55 años se fracturó el fémur por la mitad, tuvo una recuperación que alos médicos les sorprendió… pero no tanto cuando se enteraron que practicaba trote regulamente.

4) Despeja la mente y aclara las ideas: Esto lo saben muy bien los corredores experimentados, lo utilizan como terapia para descargar el estrés y despejar la mente. A los pocos minutos de empezar a rodar, la cabeza piensa al doble de velocidad. No hay nada que aclare más las ideas.

5) Incrementa la resistencia: Con el rodaje se incrementa notablemente la resistencia orgánica, pues se realiza a ritmos que permiten obtener energía aeróbicamente (en presencia de oxígeno). Se realizan a una velocidad moderada y sirven para resistir más tiempo corriendo. El material energético, carbohidratos y grasas, se oxida totalmente y con gran rentabilidad, pero más lentamente. Además, te cansarás menos y podrás hacer más cosas utilizando la misma energía.

6) Incrementa las defensas: Trotando se estimula la creación de adrenalina, lo que estimula las defensas y previene de resfriados y otras pequeñas enfermedades.

7) Aumenta la capacidad respiratoria: Trotando se incrementa notablemente la capacidad pulmonar. En poco tiempo correr hará que el volumen de aire que puedas inspirar sea mayor.

8) Disminuye la presión arterial: Trotando se incrementa la elasticidad de las arterias. Así, los aumentos de presión sanguínea son absorbidos por sus paredes y disminuye el riesgo de problemas vasculares. También aumenta el tamaño y rendimiento del corazón, bajando las pulsaciones.

 

Rocking & Running

Blog creado por una runner y melómana, con el afán de compartir el deporte y la música y generar un punto de encuentro entre runners amateur, soñadores que cada día quieren ser más profesionales y los que aman la música.

Contacto