¿Corres, o te defines runner? Entones seguramente lograrás identificarte con más de algunas de estas clásicas preguntas que a menudo nos hacen y que puede que solo te causen gracia, como también pueden terminar por fastidiarte.

Por supuesto que las preguntas van con las mejores intenciones, solo que nos dejan con la sensación de que estamos un poco locos. Y qué importa, si en realidad tiene bastante de cierto. Cada uno tiene sus propios objetivos personales, pero corremos por las calles y participamos de carreras. ¿Para qué?, nos dicen muchos.

A ver si te representa alguno de estos casos:

¿Vas a hacer un maratón? ¿Y de cuántos kilómetros es?

Me atrevo a decir que es una de las más comunes y que seguro nos desfigura un poquito la expresión facial. Pero como están tan difundidas las carreras organizadas por diferentes marcas, no solo deportivas sino de bancos, cajas de compensación y otras, que confunde a la gente con respecto a lo que es “corrida” y lo que es “maratón”. Puede parecer sinónimos, pero bien sabemos que no lo son.

¿Fuiste al maratón ayer? ¿Y… ganaste?

¡Claro, gané! Jaja, al menos yo lo he contestado así alguna vez con un poquito de ironía. Porque en el fondo, para un corredor, completar una carrera, superar un calambre, mejorar tu marca y cruzar la meta, significa ganar.

¿Y para qué corres, si te cansas?

Bueno, no es una mala pregunta, pero creo que la respuesta puede ser bastante extensa en el caso personal de cada uno. Yo corro porque me revitaliza y hace sentir bien, porque me permite establecer metas y disfrutar del logro de cumplirlas. Eso muy en resumen, pero por otro lado, también decidí mirar el cansancio como una señal positiva y lo trato de transmitir también a mis hijos. El cansancio me da la sensación de que logré algo, que cumplí, tal como en otros aspectos de la vida. Así, la respuesta a esta clásica pregunta podría ser: “Si no me cansara, no correría”.

¿Te vas? ¿Y por qué no te tomas otro traguito mejor? (viernes en la noche, tarde)

Bueno, la verdad es que esta pregunta no necesariamente es irritante, pero si pone a prueba la voluntad del corredor que sigue a perfección el plan de entrenamiento, sobre todo durante los tres meses previos a un maratón, que son bastante críticos en el rendimiento, suele sucedernos. Podríamos decir que en estos detalles se ve la diferencia entre un runner que se la toma en serio y otro que no tanto.

¿Y por qué te dieron medalla si no ganaste?

 Incluso algunos le bajan bastante el perfil a tu performance porque según ellos lo pudo haber obtenido cualquiera. Pero tu y yo sabemos que el esfuerzo de cada cual es único y personal, a excepción de los profesionales por supuesto, ¡que están más locos que nosotros!

 

Rocking & Running

Blog creado por una runner y melómana, con el afán de compartir el deporte y la música y generar un punto de encuentro entre runners amateur, soñadores que cada día quieren ser más profesionales y los que aman la música.

Contacto